Patrimonio

Iglesia y convento de San Agustín


“PÁRAME BOLÓN” El solo nombre de este emprendimiento arranca una sonrisa



Iglesia y Convento San Agustín
Inicialmente era aula magna de la Universidad San Fulgencio, en donde se impartía: Teología, Filosofía y Bellas Artes


Las Uñas a Soplete de la U: Una idea innovadora y la voluntad de emprender por parte de Rodrigo Estévez

CHUGCHUCARAS ROSITA, sabor y tradición en Latacunga, emprendimiento que enriquece la variada y exquisita gastronomía ecuatoriana.

 
 

 


SALA CAPITULAR
Inicialmente era aula magna de la Universidad San Fulgencio, en donde se impartía: Teología, Filosofía y Bellas Artes; la Sala Capitular es la habitación más grande del convento con 25,5 m de largo, 7 m de ancho y 6 m de alto; era el lugar donde se elegían a las autoridades agustinas, por eso la sillería alrededor de la sala, tiene negro natural con dos hileras de siete escaños, todas esculpidas con vistosos respaldos calados, donde destacan 59 cabezas ovaladas y cónicas en formas de piñas.

Este lugar está ligado a momentos históricos importantes de la Patria, allí se firma el Acta de la Independencia el 16 de Agosto de 1809 a las nueve de la mañana; se reunieron en Cabildo Abierto, autoridades civiles, militares, para ratificar lo convenido el 10 de Agosto de 1809. Se formó la primera Junta Soberana de Quito.

El presidente de esta Junta de Gobierno fue el Marqués de Selva Alegre; vicepresidente el Obispo Cuero y Caicedo y tres secretarios de Estado, Juan de Dios Morales, Juan Larrea y Manuel Rodríguez de Quiroga, además 36 vocales de los barrios, todos criollos quiteños; la Junta duró dos meses; volvió el régimen colonial que el 2 de Agosto de 1810 consumó la masacre de los patriotas; salvándose Mariano Castillo oriundo de Ambato, que al fingir estar muerto, vivió para contar lo que había sucedido; estos próceres de la Independencia están sepultados bajo la Sala Capitular junto con los restos de agustinos y del pintor Miguel de Santiago.

Cuando se firmó el Acta de la Independencia se incluyó los nombres de los personajes que asistieron a la reunión, en el Acta escrita en cuero de oveja, se empleó pinturas naturales, con escritura de estilo gótico.

MUSEO MIGUEL DE SANTIAGO
Al subir al claustro alto en donde se encuentra el museo, admiramos algunos cuadros colosales por sus medidas; “La Transverberación del corazón de San Agustín” de 6m x 4m de Luis Cadena; en donde prima los colores: amarillo, rojo, naranja, reduciendo los colores oscuros y de esta manera hacen los cuadros más atractivos a los creyentes; luego está “La Visitación del hábito Agustino” de 6m x 3m (anónimo, siglo XIX); “Conversión de San Agustín” (anónimo, siglo XVII); “ Consagración Episcopal de San Agustín” de 5m x 5m (Luis Cadena); “ La Muerte de San Agustín” de Luis Cadena, siglo XIX; “ El Señor de la Columna” (anónimo, siglo XVIII).

PRIMERA SALA
En el interior del museo nos deslumbramos con esculturas talladas en madera del siglo XVIII, estucadas, policromadas, con pan de oro y ojos de vidrio, trabajadas por autores anónimos, esculturas de arcángeles: San Miguel, San Rafael, San Gabriel; lienzos del extraordinario Miguel de Santiago y sus alumnos: “San Ambrosio” (Miguel de Santiago, siglo XVII); San Jerónimo (Miguel de Santiago, siglo XVII); “San Agustín en Éxtasis”.

Un libro coral del siglo XVII, con pasta de madera forrada en cuero, 115 hojas de pergamino de cuero de oveja, pintadas con vegetales y escritas a mano; esculturas de: San Joaquín, La Virgen María y Santa Ana; 4 pinturas del siglo XVIII de los doctores de la iglesia trabajadas por Bernardo Rodríguez: San Agustín, San Gregorio, San Ambrosio y San Jerónimo; también pensando en el estado de ánimo de las personas se cambia del oscuro al claro, utilizando los colores: rojo, blanco, azul y dorado (lienzos de 1,30m x 0,90m).

SEGUNDA SALA
Pinturas de “San Miguel” (siglo XVIII); “Trinidad” (Chiriboga, 1660); “San Francisco” (Anónimo, siglo XVII); “San Nicolás de Tolentino” (siglo XVIII); “Señor de la Resurrección” (anónimo, siglo XVIII); “María Magdalena” (Goribar, siglo XVIII); es menester señalar que algunas esculturas de autores anónimos del siglo XVII, los ojos eran pintados y tenían el mismo material de la escultura, rasgos físicos ligeramente toscos en rostros y manos; pan de oro en la vestimenta; en el siglo XVIII tienen un encarne brilloso que era por el roce de la vejiga de cordero en la escultura y ya emplean ojos de vidrio.

En la segunda sala del museo Miguel de Santiago lo más destacado es una serie de siete cuadros de los atributos de San Agustín, en donde no se utiliza el cuadrado ni el rectángulo, se emplea el rombo y el diamante e iconográficamente algunos elementos, como: el León, el Lirio, el Águila, las Leyes Divinas, Fénix de la Iglesia Católica, etc.; además también está la mitad de una escultura del cordero pascual; en platería nos fascinamos por trabajos de este material: coronas, sandalias, potencias de los siglos: XVIII, XIX y XX.


TERCERA SALA

Es impactante el Cristo Yacente de 1,75m traído de España en el siglo XVII, de una sola pieza de madera salvo el brazo derecho, con el objetivo de evangelizar a la población, la imagen está entre cuatro tenebrarios del siglo XVII esculpidos con representaciones de Papas, Reyes Católicos, Cardenales, Obispos y religiosos entre cráneos y huesos, recordándonos que todos somos iguales al momento de morir.

Rodeando la sala, hallamos lienzos de frailes agustinos que llegaron a ser Obispos y Papas de los siglos XVII y XVIII; en la parte inferior de cada cuadro está la respectiva biografía en romance castellano, en la parte superior de los cuadros destacan los escudos agustinos.

Al fondo nos extasiamos con el retablo de madera de cedro y pan de oro de 24 quilates, llenos de hojas de acanto, flores y frutos, propios del barroco quiteño (abundancia) y esculturas de José Olmos (Pampite).






LO MAS LEIDO

CURTIEMBRE QUISAPINCHA:
El mejor cuero con calidad de exportación

CASCADAS DEL MILAGRO:
enclavado en lo profundo del subtrópico de la provincia del Cotopaxi


DIEZ IDEAS
PARA CREAR LO QUE NO EXISTE:

La historia de la humanidad, el destino de los pueblos y de los seres humanos
,


REDES SOCIALES:
Rompen paradigama en la educación








Derechos Reservados 2016 REVISTA DEL EMPRENDEDOR ECUATORIANO. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.

9 de octubre 1212 y Colón Telf: 2547 873 / 02255 2189 Quito - Ecuador