Análisis


OPTIMISMO Y OPORTUNIDAD




OTAVALOS:
Conocidos como la aristocracia aborigen de América, viven en la provincia de Imbabura, en los siguientes cantones: Cantón Otavalo, parroquias rurales:



ABARROTES MARÍA SALCEDO
Próspero negocio del sur de Quito cuyo nombre se debe a su propietaria María Patricia Salcedo Quinapanta,


Cascadas del Milagro y rostros misteriosos:
La visión emprendedora y la magia de la naturaleza dieron lugar a un verdadero milagro como el nombre de las hermosas cascadas que se han...

 

La dinámica de la vida fluye con el ímpetu de la creatividad que a fuerza de trabajo construye el progreso de la colectividad. Los pueblos avanzan en proporción a la mentalidad optimista y a las actividades productivas que desarrollan sus integrantes. Las comunidades que se auto victimizan llegan a creer que solo nacieron para sufrir y padecer las injusticias del mundo. Cuando esto ocurre, el lamento, la queja y la autocompasión configuran una gris penumbra que debilita la moral, resquebraja las fuerzas y hunde a las familias y sus integrantes en la sensación de tragedia.

Evadir responsabilidades y buscar culpables es fácil, acusar a otros de la propia falta de estudio, trabajo, disciplina y compromiso es la cómoda salida de los perdedores que no reconocen sus propios errores y debilidades. Señalar a otros como los autores del propio fracaso, puede distraer a unos y engañar a otros, pero no resuelve nada. La solución no está en inventar culpables sino en trabajar duro con fuerza de voluntad y determinación.

Del mismo modo que inventar pretextos no sirve, tampoco vale evadir los problemas y dejar para mañana lo que se debe hacer hoy. Las prórrogas son falsas excusas que apenas consiguen engañar a los débiles de carácter. Enfrentar la crisis, superar la pobreza y sobreponerse a los dolores, exige dejarse de rodeos y disimulos. Los momentos difíciles exigen valentía para enfrentar a las adversidades y decisión para luchar por los objetivos que se propone.
La dignidad y la libertad no son regalos que se dan como limosna. La libertad se la conquista y se la vive cada día. Dignidad significa merecer y los pueblos tienen la suerte que se merecen. Pueblos trabajadores progresan y son libres, pueblos que se resignan a la servidumbre y el facilismo se hunden en la miseria.

La decisión está en cada ser humano. Si quiere ser libre debe estudiar sin fatiga y trabajar sin queja ni cansancio. El desafío de la vida vibra en el interior de cada uno. El espíritu emprendedor se caracteriza por ser optimista y valeroso. No se acomoda a las condiciones existentes ni renuncia a su legítimo derecho a progresar. Frente a cada dificultad pone a prueba su inteligencia para no declararse incapaz, y su fuerza de voluntad para no doblegarse ni hundirse en la derrota. El auténtico emprendedor sabe que la vida es lucha tenaz, sabe que nada importante es fácil y sabe que todo exige convicción para mantenerse firme cuando los problemas llegan.

El futuro es un escenario abierto a todos los talentos. Cada uno se distinguirá por sus propias cualidades, destrezas y capacidades. En la sociedad siempre hay necesidades por atender, quienes las identifican y generan los medios e instrumentos para satisfacerlas abren nuevos espacios para desarrollar sus iniciativas e inventos.
Como se sabe, en la vida real todo se mueve y cambia. Nada permanece inmóvil y nada llega para quedarse por siempre. Métodos y sistemas de trabajo que fueron eficientes en el pasado ya no están vigentes. Muchas herramientas y aparatos que antes permitieron desplegar actividades efectivas, ya no se utilizan y se han convertido en piezas de museo. Lo que ahora está vigente, en el futuro será reemplazado por aquello que la innovación sea capaz de crear.

No existe campo en el que la creatividad no sea capaz de implementar nuevas formas de actuar. Ámbitos tan sofisticados como la informática o tan cotidianos como la preparación de alimentos son por igual susceptibles de modernización. Tan exitosos pueden ser los proyectos innovadores en la telefonía celular como los que se implanten en la gastronomía, el deporte, el arte, la educación, el comercio o los servicios.

Los procesos empiezan en la concepción de una idea nueva que permite formular un proyecto con la precisión de objetivos, metas, estrategias, tácticas, recursos, mecanismos y sistemas de trabajo. Concebir un proyecto exige analizar las circunstancias actuales y el futuro próximo, así como fortalezas, debilidades, riegos y posibilidades. Poner en marcha un proyecto demanda distinguir lo principal de lo secundario y concentrarse en lo esencial. Siempre es necesario establecer prioridades y asignar a los colaboradores el puesto de trabajo en el que se conjuguen sus destrezas personales con los requerimientos del proyecto.

La configuración del futuro es objetiva y subjetiva a la vez. En la realidad del entorno humano confluyen tanto la naturaleza material y energética como el pensamiento y el ímpetu humano. Las condiciones sociales, económicas y políticas dependen de lo que cada comunidad hace y deja de hacer. El ser humano tiene la capacidad para convertir a cualquier circunstancia en oportunidad. En la mentalidad del emprendedor está la fuente de poder que crea el porvenir.

Dr. César Alarcón C.

 

 

 



LO MAS LEIDO

FEDERICO GONZALEZ SUAREZ,
Su visión integral de la historia le llevó a abordar los ámbitos: espiritual, religioso, arqueológico..


DIEZ IDEAS PARA IDENTIFICAR EL OBJETIVO:
Objetivo general y objetivos específicos es el más conocido requerimiento en los modelos para...


FÁBRICA DE CALZADO:
EL PIONERO

Recuerda que la implementación fue haciéndose como en toda empresa duradera, poco a poco, al comienzo ...








Derechos Reservados 2017 REVISTA DEL EMPRENDEDOR ECUATORIANO. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.

9 de octubre 1212 y Colón Telf: 2547 873 / 02255 2189 Quito - Ecuador