Arte


ALFONSO TOAQUIZA UGSHA - Artista y Emprendedor en el pueblo de los pintores: Tigua


Puyango:
Conosca el Bosque Petrificado



Restaurant
Dulce Carbón



Lo Nuestro:
Restaurante, el sabor de tradición

 

Con los refulgentes rayos solares iluminando las chacras verdes, doradas y pardas, llegamos a Tigua. Allí, entre las primeras Galerías de arte y reluciente artesanía hallamos a Alfonso Toaquiza Ugsha hijo de Julio Toaquiza, un ícono de la renombrada pintura de Tigua, el pueblo de los pintores.
Desde el primer momento captamos que Alfonso Toaquiza no solo es el heredero del arte pictórico, sembrado en esta Comunidad por su padre, hace cuatro décadas, sino un emprendedor diverso que lleva en el alma, prendido el sueño de los abuelos, pues, las abuelas del pueblo –dice- han pedido que la raíz y la tradición no desaparezcan.

"A nombre de ellos he tratado de hacer sobrevivir a través del arte: la literatura, la música y la pintura en cuero de oveja, la realidad de este pueblo". Recuerda que su padre le enseñó a pintar desde los 8 años y tiene presente el pedido de su abuela para ser buen padre: sembrar un árbol, cuidar la naturaleza, el agua, el medio ambiente, el aire.

Con su pintura busca promocionar su tierra, su gente y su arte, busca decir al mundo que el arte de Tigua existe. Arte que nació en un tambor musical, decorado por su padre para la fiesta del Inti Raymi, "allí garabateó mi padre y la turista extranjera Olga Fisch se aficionó de ese tambor pintado para una banda de músicos". Ella propuso a Julio que le venda lo cual fue negado porque era un instrumento musical pero, recibió su tarjeta, regresó, pintó otro tambor y se lo llevó. Recibió un pedido de hacer dos más y con ello, el germen de una colorida e intensa actividad que alternaría con las labores agrícolas propias de su comunidad. Por sugerencia de aquella mujer, poco a poco, los dibujos pasaron del tambor a la superficie plana de los cuadros, en bastidores y variados formatos donde hoy plasman su conocimiento e inspiración de artistas y notables artesanos que suman alrededor de 700 pintores en Tigua. En torno a la materia prima, relató Alfonso Toaquiza: "cuando teníamos bastantes ovejas matábamos para sacar los cueros, preparar-los tipo pergamino y pintar con boceto preparado o por creación directa, ahora compramos en los camales para no sacrificar los animales propios".

"Hasta hace dos décadas, -continúa- mi padre pintaba con pintura sintética pero enfermó, como vimos que este material era peligroso, ahora pintamos con acrílico, acuarela y a veces usamos el óleo". Alfonso mantiene la técnica tal como la heredó, usa el cuero y maneja las temáticas ancestrales como la tradición, la sabiduría y el sueño para que las nuevas generaciones respeten las raíces del pueblo.

Su estilo naíf es el común del arte de Tigua, algo único en Ecuador. El color es de la naturaleza, la expresión multicolor significa que el pueblo vive en armonía, apoyándose unos a otros, practicando el "sumag causay" que significa vivir armónico y cuidado de la naturaleza.

En la trayectoria del maestro Alfonso Toaquiza, vibra el amor a sus raíces, el compromiso con sus ancestros y el ímpetu emprendedor que se ha manifestado en diversos campos: "en el país no ha habido apoyo pero gracias a mucha gente de fuera que ha dado aprecio, he visitado y ganado espacio en México, Estados Unidos, Paraguay, Chile y otros países. Su trabajo ha sido exhibido en la Casa de la Cultura de Quito; la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington; la UNESCO de París; en el Museo HEARST de la Universidad de California y en el Palacio Presidencial del Ecuador.

Es un auténtico líder que impulsa su famiempresa en la que cumplen roles su esposa Ana Umajinga y sus hijos Alex, Sinchi y Waira. Su bien situada Galería incluye artesanías, tejidos, comida típica, etc. Pues con certeza afirma que un hombre andino, por la memoria de sus abuelos, no debe ser solo agricultor, sino músico, chacarero y saber construir la casa.

Bajo estos parámetros y siendo procedente de una familia de artistas, Alfonso hace música típica: canta, toca el pingullo y el tambor porque la música es una ofrenda para el espíritu, la danza es para dar la ofrenda a la madre tierra y la gastronomía es para dar la bienvenida a los visitantes, -explica y subraya- que desearía dejar estas enseñanzas a los hijos para que no se borre la memoria ancestral y sean ellos los ejecutores en esta tradición, en la pintura, en la música y en la danza.

Encarnando el sueño de su abuela de tener literatura y libro propios, con apoyo de un amigo norteamericano, asumió la tarea y escribió su primer libro titulado "El Cóndor Enamorado" publicado en Imprenta Mariscal el año 2002 en quichua, español e inglés, obra que, según afirma, logró gran acogida en las escuelas y superó en ventas a otras obras de ficción; para continuar con "Tsitsanu", (2006) referido al primer hombre shamán de la nacionalidad Zápara donde vivió 7 años; "El sueño de Julio", (2007) que hace relación al inicio de la pintura en Tigua; "El hijo del cóndor" (2015) obra que recoge los valores ancestrales: no robar, no mentir, no ser vago como el lobo, ser mensajero, ser veloz como el cóndor y la obedien-cia del hijo al padre; otro libro, en proceso, es parte de su plan de crear más obras literarias y expandir su cultura en diferentes países.

Alfonso Toaquiza es sin duda un referente de su comunidad y ejemplo de una diversidad de emprendimientos, que ha sabido dignificar la misión de su padre y legarla a sus hijos. Su talento brilla en los hermosos paisajes de la serranía ecua-toriana e invita a descubrirlo y admirar sus realizaciones en la Galería Condorhuasi de la Comunidad de Tigua, parroquia rural de Zumbahua, cantón Pujilí, provincia de Cotopaxi


GALERÍA CONDORHUASI: Ubicada en la carretera Pujilí – Zumbahua – La Maná.
Telf.: 0998595915



LO MAS LEIDO

FEDERICO GONZALEZ SUAREZ,
Su visión integral de la historia le llevó a abordar los ámbitos: espiritual, religioso, arqueológico..


DIEZ IDEAS PARA IDENTIFICAR EL OBJETIVO:
Objetivo general y objetivos específicos es el más conocido requerimiento en los modelos para...


FÁBRICA DE CALZADO:
EL PIONERO

Recuerda que la implementación fue haciéndose como en toda empresa duradera, poco a poco, al comienzo ...








Derechos Reservados 2017 REVISTA DEL EMPRENDEDOR ECUATORIANO. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.

9 de octubre 1212 y Colón Telf: 2547 873 / 02255 2189 Quito - Ecuador